Nuestra web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de cara al usuario. Si estás de acuerdo con ello solamente haz click en el botón aceptar a continuación y se ocultará este espacio, si quieres saber más haz click en el enlace 'Más información'.

Aceptar Más información..
Texto alternativo

Antes de empezar

Antes de empezar, recuerda que correr en moto no es un deporte barato especialmente si quieres ser competitivo. Correr carreras de motos no es sólo correr un día en el circuito como en unas tandas normales o un cursillo, es mucho más divertido e intenso. Diría que es ligeramente más peligroso que un entrenamiento normal en un circuito. Los pilotos corren más juntos (sobre todo en la primera vuelta y no hay reglas de cómo se debe pasar a otros pilotos en las curvas). Por supuesto, la seguridad y la cortesía entre pilotos deben siempre estar presentes en las carreras y los clubs que lo organizan. Los comportamientos peligrosos se tienen en cuenta por los jueces de carrera pero, después de todo, recuerda que son las carreras. Infórmate en las federaciones de motos de tu comunidad de los requisitos necesarios, precios de inscripción por carrera o por campeonato completo, edades, grupos, categorías, etc...


Lo primero que debes saber es en qué carreras te puedes inscribir o te pueden interesar. Consulta con las federaciones de motos. Actualmente, hay diversas categorías dependiendo de la cilindrada. Éstas van desde 70cc, 125cc, 600cc y hasta 1000cc. Campeonato de Velocidad Castilla la Mancha, Campeonato de Velocidad Andalucía, Campeonato de Velocidad Gallego, Campeonato de Velocidad Catalán, Campeonato de Velocidad Comunidad Valenciana, Campeonato de Velocidad Comunidad de Madrid, Trofeo Race, Copa Yamaha Challenge R6 y R1 disputada por zonas conjuntamente con los campeonatos de cada comunidad en Madrid, Valencia, Barcelona, Andalucía y la Copa Aprilia Bancaja.

La categoría en la que debes empezar dependerá de la edad. Si ya has pasado los 18 años, como sugerencia, para empezar puedes buscar una supersport 600cc preparada para circuito. Las categorías inferiores de 2 tiempos suelen tener limitada la edad. Puedes encontrar estas motos que han competido otros años en carreras. Siempre resulta menos cara que convertir una moto de calle en una de carreras. Tendrás mas repuestos y menos preocupaciones para cuando tengas poco dinero y no sepas dónde gastarlo poniendo cosas. Las motos de supersport de 600cc dan una buena potencia y son más fáciles de conducir para un principiante en un circuito que cualquier moto de 1000cc. Las 125cc o las 250cc de 2 tiempos requieren algo más de mantenimiento que un 4 cilindros en línea pero también son buenas plataformas de aprendizaje. Sólo recuerda una cosa, cuando te compres una moto de carreras da por perdido todo el dinero que hayas invertido en la moto, porque en una mala caída puede quedar completamente destrozada la moto.

Si no tienes mucha experiencia previa en circuitos de velocidad acude a una buena escuela de conducción, donde las clases que impartan los pilotos profesionales están más enfocadas hacia las carreras y allí te puedan enseñar todos los trucos y prepararte para alguna carrera enconcreto, en los circuitos que vayas a correr.

Si ya dispones de experiencia en circuito, las mejoras empiezan por un buen entrenamiento tanto dentro como fuera de la pista. Escucha y aprende todos los consejos de los pilotos expertos. Esto también ayuda a mejorar tu técnica. Uno de los mejores libros sobre técnicas de conducción de motos aplicado a circuito es: A twist of the Wrist I y II , escrito por el ex-piloto Keith Code, actual dueño de la Superbike School. Está escrito en Inglés y no hay traducción en español. http://www.amazon.com/

Pilotar una moto en carreras o entrenamientos es más cansado de lo que parece, sobre todo, si la temperatura y la humedad en el exterior es bastante alta. Estar en buena forma física te ayudará a ser más competitivo sobre todo al final de la carrera y te ayudará también a evitar los errores que se producen por la fatiga. Al mismo tiempo, si tu estado físico es bueno podrás recuperarte antes de una posible caída o lesión. De cara a realizar un entrenamiento físico, la parte más importante que debes prestar atención son las piernas, las muñecas, los brazos y hombros y la zona lumbar de la espalda. Estas zonas son las que más esfuerzos tienen que soportar. Es preferible hacer un ejercicio para ganar resistencia antes que musculatura. No es necesario acudir a un gimnasio, puedes ir a correr, andar en bicicleta, hacer abdominales y flexiones en casa o hacer varios ejercicios con un juego de mancuernas.

En cuanto a los neumáticos, para un piloto nuevo, todas las ruedas van bien. Lo mejor es buscar qué marca de neumático te ofrece el mejor precio y se adapte mejor a tu conducción. Pruébalas todas. Lo más barato es comprar las ruedas usadas de otro piloto de carreras siempre que no estén completamente gastadas o destrozadas, pruébalas en los días que vayas a hacer entrenamientos libres. Según tu ritmo vaya mejorando, empezarás a notar diferencia de manejo y respuesta de cada rueda. Hay gente que les gusta los Michelín. Otros en cambio, prefieren el tacto y la respuesta que ofrecen los Pirelli o los Dunlop. Puedes comprar un juego de ruedas nuevas para cada fin de semana que te toque correr. Aunque para los entrenamientos es interesante practicar con las ruedas viejas y en la carrera poner las ruedas nuevas. Algunos pilotos cambian las ruedas todos los fines de semana. Recuerda que hay carreras en las que sólo está permitido correr con un tipo de neumático, modelo y marca, aunque dentro de ese mismo neumático existen diferentes compuestos.

No hay un mantenimiento especial para la moto. Los cambios de aceite y filtros han de hacerse con bastantes menos kilómetros que en un uso normal por carretera, incluido el aceite de la horquilla y las pastillas de freno. Éstas pueden durarte 1 ó 2 carreras. Algo que ayuda mucho a evitar cambiarlas es limpiarlas con un estropajo, agua y jabón. Después de secarlas, pasarles una lija muy fina de agua.

Sobre todo, tienes que asegurarte que la moto está en óptimas condiciones en cuestión de competitividad y seguridad. Mantén siempre limpia la moto y bien engrasada la cadena, limpios los discos de freno y las llantas. No te gustaría ir a más de 200km/h cuando llegas a una curva y darte cuenta que no tienes frenos. Ésto ya le ha ocurrido a alguno. No te gustaría tener la rueda trasera llena de aceite. A los que vayan detrás de tí no les gustará mucho.


En teoría, si ya dispones de una moto de calle, puede ser perfectamente válida para correr. Pero es importante hacerle un mínimo de cambios, algunos necesarios por las normas de las propias carreras. Antes de hacer nada a la moto infórmate en la carrera que quieres participar, qué requisitos mínimos necesitas cumplir y qué puedes modificar en la moto.

Para empezar:




Compra uno juego de carenados de fibra con la quilla inferior cubierta y su correspondiente tornillería rápida.


Un juego de calentadores de ruedas.


Desarrollos varios de corona y piñón así como cadena.


Pastillas de freno con un compuesto más blando de material sinterizado.


Tapas protectoras de carbono que cubran zonas de la moto que están expuestas en caso de caídas como el basculante, el chasis, las tapas del alternador y del embrague.


Tacos protectores de moto para caídas.


Cambiar los latiguillos normales por unos metálicos.


Un par de caballetes delantero y trasero para hacer las labores de mantenimiento.

Araña de carbono para sustituir la original. Repuestos varios de maneta de freno y embrague así como contrapesos.

Un juego de semimanillares regulables te permite modificar la altura y el ángulo y, en caso de caída, sólo tienes que cambiar la barra, siendo este repuesto más económico de cambiar que todo el conjunto.

Cambiar las estriberas originales por unas retrasadas, con posibilidad de regular la altura y posición sobre el chasis o colocar unas pletinas para modificar la posición de las originales. Las motos de origen suelen tener estriberas muy bajas para el circuito.


Bomba de freno Brembo 19*20. Permite mejorar bastante la frenada sobre el kit que traen las motos de serie.

Un lap-timer o cronómetro electrónico para saber los tiempos que haces en entrenamientos privados y saber si cualquier modificación que haces en la moto es un progreso o al contrario.


La mejor inversión en la moto es cambiar las suspensiones. Una buena suspensión mejorará mucho la estabilidad de la moto. En algunos amortiguadores de serie es difícil encontrar el reglaje ideal para el circuito, otros bajan el rendimiento en carrera por el esfuerzo y el calor al que se ven sometidos, aunque no se puede generalizar ya que no todas las marcas de moto sufren este problema.



Instala un amortiguador de dirección de calidad.

Nota: Asegúrate que la suspensiones de la moto (como si son de serie o llevas el amortiguador Ohlins de la Yamaha 2005 de Rossi) están ajustadas y preparadas para tus necesidades. Déjate asesorar por un experto en suspensiones. Este detalle es importante porque cualquier modificación que hagamos en las suspensión a nivel de altura cambiará por completo la geometría de la moto y puede volverse completamente inconducible o al contrario. Puedes consultar a otros pilotos expertos que tienen o han tenido el mismo modelo de moto y han cambiado a otros amortiguadores ofreciendo mejores resultados y prestaciones. Consúltales sobre reglajes, aunque ésto puede variar dependiendo del peso del piloto y estilo de pilotaje.

Puedes cambiar las llantas originales por unas llantas de magnesio que rebajan el peso de las originales y hacen más ágil a la moto, también mejorará la frenada al tener menos transferencia de pesos en frenada. Usar un buen juego de pastillas sinterizadas HH es una buena idea como lo es cambiar los latiguillos originales por latiguillos metálicos o de kevlar. Asegúrate que hay líquido de frenos nuevo y que no haya burbujas de aire en los latiguillos de frenos.

Por otra parte, aunque los desarrollos no son una mejora mecánica, disponer de diferentes desarrollos de corona y piñón de ataque así como con un paso de cadena más corto o largo es muy interesante ya que no todos los desarrollos valen para el mismo circuito.

Colocar una cola de escape o un equipo completo de colectores y escape. Ésto requiere un power comander para cambiar o mejorar la curva de potencia (dependiendo de qué carreras pueden obligarte a correr con el material original).

Dependiendo de tu presupuesto puedes incluso ir más allá y comprar un kit completo de carreras que venden las propias marcas. Incluyen, entre otras cosas, embrague de competición antirrebote, bielas aligeradas de titanio y cigüeñal aligerado, muelles de válvulas y árbol de levas etc... sólo el coste de la preparación y colocación de estos componentes se sale del presupuesto de cualquier aficionado amateur... un detalle muy importante si vas a empezar en tu primer año de carreras. En una carrera, el carenado inferior de la moto o la quilla tiene que estar cubierto completamente, aunque tienes que practicar un par de agujeros que deberan ir cubiertos con dos tapones de goma.

Quitar la pata cabra.

Depósito/botella de plástico para el sobrante del refrigerante.

El agua refrigerante del radiador se debe cambiar por agua destilada.

Se debe cubrir el depósito con un mouse que evite incendios en caso de caida.

Se debe precintar los tapones de llenado/vaciado de aceite.

Se debe precintar el filtro de aceite con una brida metálica.

La cadena debe ir protegida con una aleta protege cadena/corona.

Consejos finales:

Un buen consejo es no sobrepasar un límite de dinero con todo el equipo que vallas a comprar, moto nueva, carenados, calentadores etc...sobre todo en tu primer año. Asegúrate de que lo que vas a hacer es lo que realmente te gusta antes de invertir una tonelada en euros. Si vas con algún colega que también compite en las carreras podéis compartir parte del material y los gastos que conllevan como por ejemplo: el remolque, herramientas, calentadores, generador, ventiladores... de esta forma te ayudará a no comprar todo durante el primer año. El mejor consejo es divertirte. No te desmoralices por una caída o por un resultado que no esperabas. No te fijes unas metas muy altas durante el primer o el segundo año. En el momento en que te desmoralizas por no conseguir esas metas es cuando se pierde toda la diversión de este deporte. Y recuerda, no intentes buscar mucho muy pronto.

Submenú
Rodadas Flash